• "Año del 260 Aniversario de la iniciación del I.H. George Washington"

Mensaje especial Agosto 2014

Media: 3.9 (11 votos)

La Habana, 22 de agosto de 2014

“Año del Aniversario 140 de la Muerte del V. H. Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria”

 A LAS LOGIAS DE LA JURISDICCIÓN

S A L U D

 Venerable Maestro y queridos hermanos:

Nuestro Muy Respetable Gran Maestro I. H. Evaristo Rubén Gutiérrez Torres, ha emitido un Mensaje Especial de fecha 21 de los corrientes que transcribimos a continuación para general conocimiento.

M E N S A J E    E S P E C I A L

 

El Artículo 47 de la Constitución Masónica determina como deber insoslayable del Gran Maestro, cumplir y hacer cumplir la Legislación Masónica. El Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento firmado entre la Gran Logia de Cuba y el Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba forma parte de esa Legislación.

 Este Gran Maestro ha observado con detenimiento una muy delicada situación que se ha venido suscitando en los últimos tiempos de hechos llevados a cabo por el Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba que cada día se agudizan más en franca contradicción con el espíritu y la letra del Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento, por lo que cree imprescindible pronunciarse al respecto.

Hace poco tiempo hemos tenido noticias de la venta en Logias de la Jurisdicción de esta Gran Logia de dos discos DVD por parte del Supremo Consejo; los que contienen un resumen de lo acontecido en el Evento Internacional “Por la Unidad Masónica- Un Diálogo Necesario”, que se celebró en la Catedral Escocesa los días 11, 12 y 13 de octubre de 2013. A pesar de celebrarse dicho evento en la Catedral Escocesa y como moderador del mismo fungir el I. P. H. Lázaro F. Cuesta Valdés, Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba, este diálogo compete únicamente a la Gran Logia de Cuba y en observancia de las excelentes relaciones históricas que se han mantenido con ese alto cuerpo masónico se realizó con su participación. Durante este evento se filmó todo lo allí acontecido, a nuestro juicio, para que quedara recogido ese momento histórico. De manera inusitada vemos como sin consultar siquiera a esta Gran Logia y a la Comisión que intervino en ese Evento, se comercializa con una información que en caso de determinarse difundirla -y no se tiene nada en contra de ello- debería ser de manera gratuita, pues esta compete a todos los masones cubanos como se desprende del Acuerdo que en su oportunidad aprobó la Serenísima Alta Cámara. Pero en ningún caso corresponde esta determinación al Supremo Consejo obteniendo ventajas económicas con una información que corresponde a asuntos internos de esta Gran Logia. Es asombroso además que dichos DVD no recogen en su totalidad lo allí acontecido; no exponiéndose ciertos puntos esclarecedores, entre ellos una parte de la intervención de este Gran Maestro y una explicación medular por parte del V.H. Raimundo Gómez Cervantes, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Gran Logia de Cuba entre otros, los que al ser omitidos pueden dar una interpretación distinta a lo realmente ocurrido en este Evento.

 Durante el transcurso de este diálogo acontecieron sucesos que este Gran Maestro obvió, por ser conocidas las ansias que todos poseíamos de resolver un problema histórico que data de más de 50 años, pero después de observar con detenimiento los DVD editados, evidentemente después de una cuidadosa selección y escuchar varios criterios, consideramos necesario abordar distintos temas.

 El Evento comienza con las palabras del I. P. H. Lázaro F. Cuesta Valdés donde manifiesta no estar de acuerdo con los escenarios planteados por la Comisión de Relaciones Exteriores como posibles soluciones, por no compartir la forma ni la individualidad de su confección. Se debe informar a nuestra Jurisdicción, que los escenarios llevados a este evento no fueron realizados ni planteados por la Comisión de Relaciones Exteriores; fueron discutidos durante cinco horas por la Comisión Especial nombrada por este Gran Maestro en el Decreto No. 517, de fecha septiembre 30 de 2013, aprobado por la Alta Cámara Masónica; donde se nombraron algunos Hermanos incluso sugeridos por el propio I. P. H. Lazaro F. Cuesta Valdés, cuya reunión contó con la presencia también de este Hermano, llegando todos a la conclusión de aceptar estos escenarios como solución y plantearlos el día del Evento.

 También se hace un señalamiento irrespetuoso por parte del mismo Hermano acerca del Mensaje No. 4 de este Gran Maestro, confeccionado conforme a las Leyes y prácticas masónicas universales, alegando que en dicho documento aparecían palabras técnicas y legales que boicotearon la reunión y afectaron la presencia de varios hermanos procedentes de la Florida, y que de habérsele consultado a él quizás no se hubiera hecho así el mensaje, y a continuación manifiesta que trabajaremos para lograr el reconocimiento de esos hermanos, cuando en realidad siempre se trabajó desde un inicio sobre la base de la regularización. Además no es práctica de nuestra Jurisdicción que los mensajes del Gran Maestro se consulten previamente con el Soberano Gran Comendador. Esta aseveración ha traído alguna especie de confusión porque se ha entendido que la intención de este evento era reconocer y en realidad era buscar las vías apegadas a la Ley y previa consulta y acuerdo con la Gran Logia de la Florida, con el objetivo que entre ambas se hallara la manera de regularizar a estos queridos hermanos masones cubanos en primer término y con posterioridad otorgarles el reconocimiento, previo acuerdo de nuestra Serenísima Alta Cámara. Esto ha puesto en duda la legalidad con que trabajó esta Comisión, lo que dista mucho de la realidad.

 Otro aspecto importante son las constantes críticas a Ex Grandes Maestros de nuestra Gran Logia acerca de la no atención a nuestro Asilo Nacional Masónico Llansó en sus períodos de mandato, lo cual no es ético ni justo plantearlo de manera tan simple.  Es conocido que en estos momentos se realiza una labor encomiable en la reparación del Asilo, pero también es necesario recordar que hasta el comienzo del año 2010 en la Gran Logia sólo se recibía de nuestros miembros por este concepto la cantidad de un peso veinte centavos ($1.20 CUP) per cápita anual, lo que significaba una recaudación de más o menos treinta mil pesos ($30,000.00 CUP) anuales, y a partir de ese año se reciben siete pesos y veinte centavos ($7.20 CUP) per cápita anual, lo que demuestra que la suma aumentó seis veces más a partir del 2010, incrementando la recaudación a más menos ciento ochenta mil pesos ($180,000.00 CUP) al año. Ningún Presidente del Patronato anterior, es decir, ni los Ex Grandes Maestros ni el Soberano Gran Comendador, pues la Presidencia se alterna cada año, contaron con los fondos que hoy existen para haber acometido una reparación capital del Asilo Nacional Masónico. No obstante, se conoce que a pesar de los escasos recursos cada quien realizó lo que estuvo a su alcance y sin entrar en detalles, se domina por muchos masones los esfuerzos y resultados obtenidos en otros períodos. No es honesto comparar resultados distintos, sin también aclarar que existieron circunstancias y situaciones distintas. Las comparaciones no pueden hacerse en tiempos y espacios diferentes.

 No podemos menos que lamentar este ataque sistemático a los Ex Grandes Maestros de nuestra Gran Logia que son columnas que han sostenido el peso de nuestra Institución, algunos en períodos muy difíciles y riesgosos, y además no nos resulta ético, porque de los cinco Ex Grandes Maestros que aún viven, cuatro son Grandes Inspectores Generales (33).

 En el vídeo se hace por el IPH Cuesta Valdés otra crítica acerba a los Ex Grandes Maestros al decir que no hicieron nada en más de cincuenta años por resolver la situación de los hermanos masones en el Exterior, llegando a decir que por esa razón “ningún Ex Gran Maestro tenía derecho a formar parte de la Comisión nombrada por el decreto del Gran Maestro” -opinión que no compartimos-, lo que queremos dejar bien claro, pues este Gran Maestro ha contado siempre con el apoyo de todos los Ex Grandes Maestros que en todo momento han acudido a nuestro llamado. Debe aclararse además que durante el mandato de nuestro antecesor, I. H. José Ramón González Díaz, se pidió por éste Visa para su persona y la del entonces Gran Secretario, para visitar al Gran Maestro de la Gran Logia de la Florida para conversar sobre su plan de unificación y la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana no concedió las Visas solicitadas.

 De igual manera se tiene conocimiento por esta Gran Maestría de situaciones suscitadas dentro de Logias de Perfección y Capítulos que se encuentran bajo la Jurisdicción del Supremo Consejo, donde se han abordado temas que sólo conciernen a esta Gran Logia de Cuba al argumentar acerca de posibles aspiraciones, cuestionando a esta Gran Logia y la labor de Ex Grandes Maestros. Los temas en que se base cualquier Maestro Masón que reúna los requisitos del Artículo 43 de la Constitución Masónica para aspirar a la Gran Maestría, son temas netamente simbólicos. Este Gran Maestro reconoce que el Maestro Masón que reúna los requisitos que la Ley establece puede presentar su Candidatura, pero se deben utilizar los espacios de esta Jurisdicción, y se debe recordar que entre ambos Cuerpos Masónicos existe un Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento y no se concibe amistad con agresión ni injerencias de uno en los asuntos internos del otro.

 Se ha escuchado en varios escenarios la frase “que la Masonería es una sola del 1 al 33”, frase esta que abrazamos en su sentido fraternal, pero se debe esclarecer que si bien nuestra Fraternidad persigue los mismos objetivos y todos somos masones de esta Jurisdicción no existe tal unificación, pues ambos Cuerpos se rigen por leyes propias como lo establece el Artículo 3 del Tratado que dice textualmente: “El Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba, y la Gran Logia de Cuba de Antiguos, Libres, y Aceptados Masones, gobiernan y rigen sus Cuerpos por Leyes propias, que cada uno se dicta y promulga distintamente, de conformidad con el carácter, tendencias y fines de la Orden y de la Muy Honorable Fraternidad de Libres y Aceptados Masones, que respectivamente representan”. No obstante, los Artículos 4 y 5 del Tratado establecen que los miembros de ambos Cuerpos se reciben libremente pues ambos Cuerpos son Potencias Regulares que tienen establecido su reconocimiento, lo que no significa reconocimiento de honores especiales, por cuanto el Artículo 138 de los Estatutos de la Fraternidad también recoge la separación de ambos Cuerpos masónicos pues establece que: “Las Logias de la Jurisdicción de la Gran Logia de Cuba de A\ L\ y A\ M\ no concederán honores ni derechos a nadie por virtud de grados superiores al de Maestro Masón.” Son cuerpos con estructuras muy distintas pues el Supremo representa la monarquía absoluta donde el Soberano reina y gobierna, y la Gran Logia la república, organizada como una democracia parlamentaria, cuyo único y supremo poder es la Alta Cámara de la que dimana la división de poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Si fuera una sola la Masonería no tendría razón de ser el Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento. Ha sido necesario dejar claro este concepto sobre todo para evitar confusión en los Hermanos aprendices y compañeros. Si fuera una sola la Masonería, tanto en el Supremo como en la Gran Logia podría efectuarse las iniciaciones, y solamente la condición de masón regular puede obtenerse en una iniciación efectuada en la Masonería simbólica regular, donde todos tenemos la obligación de jurar el respeto a la Ley como premisa obligatoria. Muestra de todo esto ha sido que históricamente los Soberanos Grandes Comendadores que antecedieron al I. P. H. Cuesta Valdés, nunca asistían a la sesión de elecciones en la Gran Logia en demostración que no se inmiscuían ni siquiera con su presencia, en asuntos que solo competen a la Masonería Simbólica.

 La actual aspiración al cargo de Gran Maestro del I. P. H. Lazaro F. Cuesta Valdés, en su condición de Soberano Gran Comendador, arroja serias interrogantes acerca de que pueda ser la misma figura quien podría regir ambos Cuerpos, no existiendo Soberanía en cuanto a las decisiones lo cual pudiera traer serios conflictos en el ámbito Masónico Internacional, pues no se concibe en las Potencias Regulares del orbe tal unidad en el ejercicio de cargos como máxima figura de ambos Altos Cuerpos Masónicos, pues desaparecería el principio de la separación del Simbolismo y el Escocismo.

Los Estatutos y Reglamentos de la Confederación Masónica Interamericana (CMI) de la cual la Gran Logia de Cuba es miembro pleno, actualizado con la reformas de las Grandes Asambleas de los años 2006, 2010 y 2014 establecen bajo el Capítulo de Fundamentos para un Derecho Masónico Inter-Potencial, que las Potencias que aspiren a mantenerse dentro de un régimen jurídico de relación deberán cumplir entre otros requisitos lo establecido en el inciso (d) que dice: “Jurisdicción exclusiva sobre los tres grados simbólicos sin compartir su gobierno con ningún otro organismo”. Al amparo de lo legislado por la C. M. I. el retiro del reconocimiento por esta razón podría ser aprobado.

 En cuanto a la referencia que se hace del Ex Gran Maestro I. H. Roberto Luis Ferrer Rodríguez, quien ocupara el cargo de Gran Maestro de la Gran Logia y Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo; es preciso aclarar que fue electo Soberano Gran Comendador faltándole tres meses para culminar su mandato como Gran Maestro sin posibilidad de ser reelecto en este último cargo, por lo que en realidad en la práctica no ostentó de manera simultánea el Gobierno de ambos Cuerpos al no realizar apariciones públicas como Soberano Gran Comendador hasta culminar su mandato como Gran Maestro.

 Es de interés para muchos masones el estatus legal del Gran Templo Nacional Masónico, y la actitud de este Gran Maestro para con este particular. Aprovechamos este espacio para informar que emitimos el Decreto No. 442 de fecha 20 de agosto de 2013, otorgando al V. H. Airam Cervera Reigosa, Maestro Masón de la Respetable Logia “Hijos de Luz y Constancia”, del Oriente de Mantilla, en La Habana, los poderes necesarios para gestionar todo lo referente a la actualización de la propiedad del Gran Templo Nacional Masónico, sede de la Gran Logia de Cuba de A. L. y A. M. En virtud de estos poderes el V. H. Cervera Reigosa puede acceder a cuanta instancia estime pertinente, y asirse de las herramientas legales necesarias. Ya la documentación legal fue obtenida y solamente queda pendiente acudir al Registro de la propiedad correspondiente para emitir el Certificado de Propiedad.

 Queremos finalizar que es interés de este Gran Maestro preservar el espíritu que llevó a los dos Altos Cuerpos Masónicos que laboran en nuestro país, a la firma del Tratado de Amistad y Mutuo Reconocimiento, que hasta ahora se había ajustado a las puras ideas de Fraternidad Universal y a las Leyes y usos y costumbres de la regularidad masónica. Esperamos que la representación del Supremo Consejo del Grado 33, para la República de Cuba reflexione y modifique una conducta que muy a nuestro pesar, en cumplimiento de nuestros deberes, pudiera desembocar en la denuncia del Tratado.

 Fraternalmente,

 Evaristo Rubén Gutiérrez Torres

             Gran Maestro

                                                                 REFRENDADO:

                                                                                            Juan Amador Maurín Reyes

                                                                                                        Gran Secretario

 Fraternalmente,

                                  Juan Amador Maurín Reyes

                                           Gran Secretario

Calendario de Eventos

L M M J V S D
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 
 
 
Add to calendar

Inicio de sesión

Síguenos en:

Comentarios recientes